domingo, 18 de marzo de 2012

La otra cara de la moneda

Michel Iroy Rodríguez Ruiz

Fidel Castro lideró Cuba por más de 47 años, con mucha burocracia y polémica. En el año 2006, por serias dificultades de salud, ya a los 78 años de edad, le cedió el mando a su hermano, Raúl Castro, quien ocupaba el cargo de general de ejército y ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR).

Ahora presidente, el general Raúl Castro  trata de sostener un socialismo en ruinas. Desde que ocupa el cargo de presidente, se han concedido varios derechos ciudadanos que se encontraban engavetados por más de medio siglo: se le ha permitido al cubano portar teléfonos móviles, abrir sus propias pequeñas empresas a los llamados cuentapropistas, la venta y compra de viviendas y de autos.

Por un llamado indulto humanitario, dio la libertad a 2900 reos, cuando en Cuba existen más de 70.000 presos. En el indulto  no fueron incluidos los delitos de malversación, violación, asesinato, etc.

Pero no cambia la intimidación a la libre expresión, la represión de las reuniones pacíficas, los abusos, las torturas, las corrupciones, las violaciones de los derechos humanos y a la propia constitución de Cuba.

El régimen no permite a los cubanos salir y entrar libremente de su país, prohíbe el acceso a Internet a la población, crear o pertenecer a otro partido que no sea el PCC, mantiene la explotación con las dos monedas, el temor y la desconfianza al prójimo, el odio y la envidia, las encarcelaciones arbitrarias y los maltratos a mujeres y hombres indefensos.

El Partido Comunista de Cuba (PCC) junto a los órganos de Seguridad del Estado (DSE) mantienen la incitación a muchedumbres de delincuentes y corruptos con doble moral  a atentar contra las vidas de ciudadanos pacíficos, hombres y mujeres, a veces con niños,  los cuales son golpeados y encarcelados sólo por manifestar pacíficamente sus opiniones en contra del régimen.

yeikosuri11@gmail.com  


 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes