viernes, 23 de marzo de 2012

Hermana reclama libertad para su hermano

Dania Virgen García

Aymara Díaz Fuentes, quien vive en Ánimas número 163, entre Industria y Consulado, Centro Habana, hermana del preso Domingo Efraín Díaz Fuentes, quien se encuentra recluido en el Combinado del Este, denuncia ante la opinión pública internacional al gobierno cubano por los múltiples abusos, atropellos, y crueldades que se cometen en las prisiones y todas  las mentiras que repite a diario sobre la situación de los presos en Cuba.

Efraín Díaz Fuentes se encuentra cumpliendo una sanción de 13 años por el delito de tráfico ilegal de personas.
Refiere Aymara Díaz que en  mayo del pasado año, su hermano inició una huelga de hambre que duró 120 días, la cual lo llevó casi a la muerte.

“Entre todos los familiares convencimos a mi hermano de que levantara la huelga por las promesas que nos hicieron los oficiales de la Seguridad del Estado, de que iba  a ser liberado en el indulto del pasado mes de diciembre, comentándonos que nos separáramos de los grupos disidentes”, explica. “El 25 de diciembre del pasado año, el oficial de la Seguridad del Estado, llamado Víctor, me comunicó por vida telefónica que mi hermano se encontraba en libertad, y me preguntó que cuáles eran las intenciones de mi hermano, si  quedarse en Cuba o regresar a los EEUU para reunirse con su pequeño hijo y volverlo a ver después de 4 años,  dejándolo con trastornos físico-mentales.” 

Pero Domingo Efraín no fue liberado, sino que según asegura su hermana,  con 100 días de huelga de hambre, varios militares lo golpearon, y patearon, esposado, sin escrúpulos.

“Y así los gobernantes repiten al mundo que en Cuba no se maltrata a los presos, lo cual no es real el pueblo no le grita al mundo, no por falta de voluntad, sino por falta de valor, por las represalias que toman el gobierno en contra de los ciudadanos que dicen la verdad de este país tan sufrido, y avasalladlo por más de 50 años”.

“Después de 5 meses que lo mantuvieron en terapia intensiva en el hospital nacional de reclusos  del Combinado del Este para mantenernos tranquilos y callados, al ver que no se estaba haciendo nada, que la revisión que presentamos al tribunal supremo por medio de un abogado fue todo una farsa, pues la respuesta que nos llego fue “Sin Lugar”, mi hermano decidió retornar nuevamente la huelga de hambre, y me comunicó que  solo desistiría  con su libertad o con la muerte, lo cual, nosotros, su familia, no vamos a permitir, pues no vemos qué tan grave ha sido su error, para perder su vida, en ese infierno”, explica Aymara Díaz.

Y continúa: “Me pregunto quién sanciona a los altos funcionarios cuando desfalcan al país con millones de pesos, qué tribunal procesa a los hijos de los altos jefes cuando cometen errores. Considero que entrar ilegalmente al país es nada comparado con los errores y los delitos de los altos funcionarios que son destituidos de sus cargos y no son  procesados por los tribunales para que el pueblo no sepa de sus fechorías y no empañar la  imagen del país.”

El pasado 21 de febrero, Domingo Efraín Díaz Fuentes se declaró en huelga de hambre; el día 27 fue enviado al área la incrementada, privado de todo tipo de comunicación con sus familias, método que utiliza el gobierno antes estas situaciones.

“Cómo es posible que Adriana Pérez, la esposa de Gerardo Hernández tenga acceso a declarar en  Ginebra, ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, la injusticia cometida con su esposo, y yo como hija de esta patria, pido a gritos sostener una entrevista con el presidente  o con un alto funcionario del gobierno cubano, que  pueda dar respuestas a mis interrogantes, y no me lo conceden”, se pregunta Aymara.

“El pasado jueves 1ro de marzo me personé en el Consejo de Estado  para denunciar por tercera vez los tratos degradantes a que es sometido mi hermano, así como las condiciones de salud en que se encuentra. En dicho lugar me comunicó un Mayor, que no hay lugar para que pueda entrevistarme con las personas que yo pedía, otra injusticia más. Por vía telefónica en ese lugar me comunicó una de las abogadas que mi queja había sido transferida para el Ministerio del Interior, órgano que se encargaría del caso, y que tenía que esperar”, refiere.

“Pero la vida de mi hermano peligra, y no se puede esperar mucho”, advierte.

dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes