domingo, 12 de febrero de 2012

Mirar la verdad

Rogelio Tavío Ramírez

 

A pesar de encontrarse en las últimas fases el régimen despótico y autoritario de los hermanos Castro no deja de hacer reseñas a la sociedad cubana. Para mantener el terror implantando en el pueblo por más de 52 años, continúan empleando métodos estratégicos de prevención, algo bastante caduco para las historias de las dictaduras, que indudablemente ha favorecido a los dirigentes comunistas del pueblo cubano.

 

Los actos de repudio, la represión, las detenciones arbitrarias, las amenazas y los injustos encarcelamientos son las últimas cartas de un decepcionante y agotado jugador de póquer que ha querido desarrollar su partida en una mesa balanceante que el mismo ha creado por medio siglo. Como consecuencia ha traído el enriquecimiento de un empedernido grupo de jugadores oportunistas y el empobrecimiento de todo un pueblo, cuya escuela cerró desde 1994, por falta de recursos humanos, naturales, económicos, entre otros, agotados en plena faena de preparación para ubicarse entre las potencias económicas mundiales. “Sueños que jamás pudieron alcanzar”. 

 

Ciertamente, el comunismo devora a sus hijos. El peor enemigo del cubano es el vecino da al lado. Esto forma parte de la política estratégica utilizada por el régimen para crear la división entre los ciudadanos y la sociedad. Con la creación de los CDR muchos valores que embellecían a las personas se fueron perdiendo desde 1959 luego de que un loco, con intento suicida, ambicioso y rico de Viran, provincia Holguín, tomara el poder en enero del 59 para nunca cederlo a otras personas libremente elegidas por el pueblo mediante el voto democrático. ¡Cuánta desmesura! ¿Verdad?

 

Las turbas parapoliciales manipuladas, son una de las principales armas que el Partido Comunista sigue utilizando para defender los intereses de pequeños burgueses encargados de dirigir las instituciones privatizadas del estado. Como resortes le sirven las organizaciones gubernamentales cual la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), la Central de Trabajadores Cubanos (CTC) entre otros sectores sindicales que le siguen el juego a los dictadores y se olvidan de que la población obrera después de una larga jornada laboral llegan a sus casas y no tienen que comer.

 

A la edad de 7 años sus hijos dejan de ser niños porque le quitan la leche, comer carne de res es un delito, sancionado con pena de hasta 25 años. El alto precio de los productos agrícolas e industriales, la limitación a la libre circulación nacional. Cuba es el único país del mundo en el que se le ha cambiado el significado a la palabra robar; se denomina luchar. Buscar el diario para vivir sigue siendo la principal meta del cubano. Cuanto más tendremos que soportar para cambiar nuestra situación, es algo en que todos los cubanos debemos de pensar.


 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes