lunes, 20 de febrero de 2012

Dos casos de la Prisión de Ariza

Dania Virgen García

 

Desde la prisión de Ariza, Cienfuegos, el recluso Julio Ortiz Argudín refiere dos casos de presos enfermos sometidos a abusos y condiciones infrahumanas.

 

Al preso Cecilio Sauri Risell, de 51 años de edad,  enfermo de de Hepatitis C crónica, cardiopatía isquémica, migrañas, hipertenso, ulcera duodenal, gastritis crónicas, y con trastornos siquiátrico, le fue otorgada la licencia extrapenal el 19 de noviembre de 2010  por todas las patologías que presenta. Después de estar 7 meses en la calle, se personaron varios policías en su vivienda, quienes le comunicaron que tenía una orden de arresto por un delito de atentado. Fue devuelto a la prisión, y hace dos meses fue sancionado por un delito de resistencia a 10 meses de privación de libertad.

 

Después de esta sanción, le llegó una petición de la fiscalía de cuatro años más de privación de libertad por atentado al tribunal. Este recluso se halla ingresado en la enfermería de la prisión. Su dieta es un boniato y un pedazo de gallina y no recibe la atención médica adecuada.  

 

Otro preso en condiciones infrahumanas es Nelson Montalvo Díaz, de 40 años de edad, enfermo de asma bronquial, portador de la hepatitis C, con una válvula hepática. Los médicos han planteado que este reo no puede estar en ningún centro penitenciario, pero el tribunal se niega a concederle la licencia extra penal. La dieta médica que recibe es la misma que la de Sauri Risell.

 

dania@cubadentro.com

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes