jueves, 9 de febrero de 2012

Alejandro Jardines cometió un homicidio sin intención, no un asesinato

Dania Virgen García

 

Federina Bravo Guzmán, residente en Avenida de las Américas,  Santiago de Cuba, asegura que su esposo Alejandro Jardines Daryan, de 26 años de edad, quien se encuentra recluido en la Prisión Boniato, en el destacamento 12, cumpliendo una sanción de 22 años de privación de libertad por un delito de asesinato, es inocente.

 

Refiere Federina Bravo que su esposo no cometió el tal asesinato. Explica: “Lo que ocurrió fue que Alejandro se hallaba jugando de mano con su amigo Ariel Rossel Castano, el 12 de noviembre del 2007, estaban arreglando el carro y lo pinchó accidentalmente en el hombro izquierdo con el destornillador. Al ver que cayó herido al piso, lo auxilió inmediatamente”.

 

La mujer afirma que Joan Arias, Adonis Pozo y José Enrique Mena fueron testigos del hecho.

 

Al morir Rosel, el tribunal  sancionó a Jardines por un delito de asesinato y no de homicidio sin intención, como correspondía.

 

Jardines se encuentra en huelga de hambre en la prisión en protesta por la sanción impuesta por el tribunal.

 

dania@cubadentro.com


 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes