domingo, 29 de enero de 2012

Reos enfermos crónicos

Dania Virgen García

 

Desde el Combinado del Este informó el recluso Julio Ortiz Argudín, que varios reclusos en el edificio dos segundo norte, el piso de los enfermos crónicos, se hallan en condiciones infrahumanas, pésimamente alimentados  y con una atención médica deficiente.

 

Varios de estos reos con enfermedades crónicas  cumplen sanciones elevadas.

 

En el piso de los enfermos crónicos, los medicamentos son repartidos por los reos llamados “promotores de salud”. Las enfermeras y médicos no atienden a los pacientes a diario.

 

Los medicamentos escasean y muchos tienen que traerlos los familiares escondidos en las pertenencias con riesgo de que se los encuentren y sean sancionados.

 

Las vidas de algunos de estos reos con padecimientos crónicos están en peligro.   

 

Alain Gómez Jiménez, de 28 años, enfermo de artritis reumática. Sancionado a 16 años de privación de libertad, ha cumplido 8 años y 4 meses.

 

Dian Pérez Borrero, de 38 años, con cardiopatía cardiovascular, hipertenso, sufre pérdida de la vista. Le extirparon un testículo en el año 2008  como consecuencia de una severa golpiza de los funcionarios de orden interior en la prisión de Guanajay. Sancionado a 18 años de privación de libertad, ya ha cumplido 17 años.

 

Juan José Mazo Regalado de 46 años, con asma bronquial y  enfisema pulmonar. De su sanción de 33 años y 4 meses, ya ha cumplido 12 años y 1 mes de privación de libertad.

 

Juan Carlos Sánchez Oraña de 40 años, condenado  a 8 años de privación de libertad. Su patología es difusión diatónica grado dos en el corazón, con resistida pulmonar crónica que le afecta el pulmón derecho, diabetes tipo dos.  Dependiente de la insulina, le administran 40 unidades diarias, 20 por la mañana y 20 por la tarde. Padece además de litiasis renal, linfangitis crónicas en ambas piernas y obesidad.

 

Luis Carlos López Toliza de 44 años, tiene dos hernias discales, en el L4 y  L5 colateral izquierdo, espina bífida con malformación congénita, colesterol 7,26, gastroenteritis crónica. En el año 2005 fue sancionado a 19 años de cárcel.

Lemay Díaz Pantaleón de 40 años, sufrió un trauma craneal que lo dejó semiparalizado, producto de una severa golpiza en el año 2007 por los FOI, por gritar consignas contra el gobierno. Le quedaron como secuela epilepsia, pérdida de la memoria, fuertes dolores de cabeza y trastornos de  la personalidad.

 

dania@cubadentro.com


 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes