domingo, 15 de enero de 2012

Muertes por negligencias médicas en la 1580

Dania Virgen García

 

El pasado año en la Prisión 1580, en San Miguel del Padrón, se produjeron al menos dos muertes, que según denuncias de varios reclusos, se debieron a negligencias médicas.

 

Según afirman los exclusos Pedro Pablo de Armas Carrero y Lázaro Pie Pérez, los responsables de estas muertes son el jefe del puesto medico, Alexis Morán Fernández, la doctora Minalvis Pileta Rodríguez, y el médico Héctor.

 

Hanoi Villarta Rivero, de 34 años de edad, del destacamento 3, sancionado a 3 años de privación de libertad por peligrosidad, enfermo siquiátrico desde niño, falleció en el mes de agosto del pasado año. Llevaba varios meses con fuertes dolores de cabeza, pero los médicos creían que fingía. Al regresar de un permiso especial de un día que le otorgaron para ir a su casa, en horas de la noche, se volvió a quejar de un fuerte dolor de cabeza. Fue conducido al puesto médico donde lo inyectaron y lo enviaron de regreso al destacamento. Dos horas más tarde le arreció el dolor.

 

Lo volvieron a inyectar, le pusieron otras dos  duralginas y un diazepán, y fue regresado de nuevo al destacamento.

 

En horas de la mañana, los reos del destacamento lo vieron tirado en el piso, y cuando quisieron despertarlo, descubrieron que estaba muerto. Las autoridades del penal y los médicos, para ocultar su negligencia, informaron que había muerto de un neumotórax. Este recluso nunca fue remitido a ningún especialista.

 

El otro  reo, Reinier Paloma Pino, de 36 años, del destacamento 3, una noche tuvo que ser auxiliado por los reos por un fuerte dolor en el pecho y convulsiones. En el puesto medico fue atendido por el médico de guardia. Lo inyectaron y lo regresaron al destacamento. Menos de 30 minutos después,  le volvió a repetir el dolor y falleció.  Tenía antecedentes cardíacos en su historia clínica y le habían implantado dos válvulas artificiales en el corazón. El  recluso había referido  en varias ocasiones que no le estaban suministrando los medicamentos porque en el penal, según los médicos y enfermeras no los había.

 

dania@cubadentro.com


 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes