miércoles, 30 de noviembre de 2011

Reo perdió testículo por negligencia

Dania Virgen García

 

El recluso Ángel Nicolás Figueroa Pérez, quien se encuentra ingresado en una de las salas penitenciarias del hospital Julio Trigo, en Arroyo Naranjo, asegura haber perdido el testículo derecho por negligencia de los médicos y los altos funcionarios y jefe de la prisión.

 

Ángel Nicolás Figueroa, quien es recluso del Combinado del Este, del edificio dos, compañía 2204, refiere que pasó más de dos meses  con dolores, inflamación en el testículo, fiebre de 40 grado y  expulsando humor por el pene. Estuvo tres días sin poder orinar y sin ser atendido por el especialista. La jefa del puesto médico del edificio dos, llamada Flor María, le dijo que no se preocupara, que “eso era normal”.

 

Cuando tuvieron que conducirlo desmayado al hospital nacional de reclusos (HNR)  tuvieron que transfundirle sueros con Rosefin para la infección, y pasarle sondas.  Pero lo regresaron al edifico 2  por no haber cama en el hospital. 

 

En reiteradas ocasiones se le inflamaba el testículo derecho, hasta que luego de pasar  nueve días con fiebre de más de 40 grados, los médicos en la consulta le comunicaron que padecía varicoceles o una malformación congénita. 

 

El director del HNR, dio la orden para que fuera llevado a un hospital civil, pero la enfermera  militar, Flor María, jefa del puesto médico del edificio dos, se negó y dijo que sería tratado por un médico de la prisión.

Pero hubo que esperar por el especialista del HNR, que se encontraba enfermo de  hepatitis en aquel tiempo. La demora  trajo como consecuencia que a Figueroa se le pudriera el testículo.

 

Fue vuelto a ingresar en el HNR el 19 de septiembre, y atendido supuestamente por el médico Yoel Rodríguez Rodríguez, jefe de servicio del puesto médico.  Al  mes de ingresado en el HNR, fue trasladado el 19 de octubre para el hospital civil Julio Trigo.

El médico del hospital Julio Trigo, le explico que  fue llevado al salón de cirugía y le tuvieron que extirpar  el testículo debido al mal procedimiento de los médicos y enfermeras del HNR. Figueroa tenía  una orquitis que por negligencia se convirtió  en una infección. Con una   atención medica, adecuada y a tiempo, se hubiese impedido la cirugía.

 

dania@cubadentro.com


 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes