domingo, 20 de noviembre de 2011

María Soledad no tiene dinero para pagar a corruptos

Dania Virgen García

 

Foto: María Soledad Pérez y su hijo José Enrique Creach Pérez

 

María Soledad Pérez, con su hijo inválido de seis años, penetró el 3 de abril de 2007 en un inmueble deshabitado, en la calle 6 número 406 entre B y Diego Velázquez, reparto Zamorana, en Santiago de Cuba.

 

Ahora enfrenta el acoso y las amenazas de funcionarios corruptos de la Dirección de Vivienda.

 

Foto: María Soledad Pérez y su hijo José Enrique Creach Pérez con Madelaine Caraballo

 

Refiere Madelaine Caraballo, fuente de esta información, que María Soledad lleva más de 14 años con problemas de vivienda y las autoridades nunca le han dado atención a su problema.

 

Su situación es dramática. Su hijo, José Enrique Creach Pérez, nacido el 25 de Marzo de 1995, sufrió una hipoxia al nacer, y tuvo dos paros, uno respiratorio, y el otro cardiaco. Desde entonces padece  encefalopatía crónica. El niño se encuentra postrado en una cama. No gatea. Ni siquiera puede mover sus manos o sostener bien la cabeza. Tiene una mal formación en la cadera izquierda por lo que tiene una pierna más larga que la otra y tiene espina bífida. Además es miope, tiene antecedentes de glaucoma, es asmático crónico y no tiene control del esfínter.

 

Desde hace cuatro años, María Soledad vive en la incertidumbre respecto a la casa que ocupa. Su expediente en la oficina de atención a la población de la Dirección de Vivienda municipal con número 2392-99, y del Poder Popular provincial el 311- 03.

 

La propiedad de la vivienda le fue entregada a un familiar de los antiguos propietarios  que se fueron del país.  La casa pasó a fondo del Estado en el año 2008. Eric Martínez Figueroa, primo  de  los antiguos propietarios, empezó a reclamar dicha vivienda en el año 2009, con ayuda de un primo que es director en el distrito número cuatro de la Dirección Municipal de Vivienda, llamado Bernardo Maturell Martínez, y de Onni Martínez Figueroa, hermana de Eric, quien fue abogada de la vivienda, y falsificó una propiedad, dándose baja ella y su hermano de la dirección antigua para apuntarse en la casa en litigio. 


Foto: José Enrique Creach Pérez

 

María Soledad está siendo acosada y amenazada por los jefes de Vivienda Municipal, Carlos Luis Montoya y  Bernardo Maturell Martínez, Tania Melo Zamora, jefa de enfrentamiento, Haydee Ferrer Hernández presidenta del distrito cuatro, Liester Herrera González, vice presidenta del distrito cuatro, y Marta Beatriz González presidenta de atención a la población.

 

La mujer ha reclamado, además de a la Dirección de Vivienda, a todas las instancias  municipales y provinciales del gobierno, el Poder Popular, el PCC, el CDR, la FMC, Seguridad Social. Ha escrito cartas al Consejo de Estado, el Comité Central, a Raúl Castro, Ricardo Alarcón de Quesada y la UNICEF, pero nunca ha tenido respuestas.

 

“Y yo no tengo dinero para pagar a corruptos y solucionar mi problema”, advierte María Soledad.

 

dania@cubadentro.com


 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes