jueves, 27 de octubre de 2011

Torturas en la Prisión de Taco Taco

Dania Virgen García

 

Desde la Prisión de Guanajay denuncia el reo Fleitas Rodríguez que fue sometido a torturas en la cárcel de Taco Taco, en la provincia de Pinar del Rio.

 

Refiere que  el 1ro de octubre en horas de la mañana fue conducido a la dirección del jefe de la unidad, el Tte. Coronel Castillo, para solicitar un permiso para ver a su madre  se encuentra grave, con cáncer en los pulmones, en la sala de terapia intensiva del  hospital Carlos Manuel de Céspedes, en el oriente del país, pero el jefe de la  unidad  le respondió que “no le importaba, que aunque se muriera su madre, no la iba a poder ver”.

 

Cuando Fleitas le respondió que era un inhumano, y el jefe de la prisión lo envió para una celda de castigo, donde el oficial que llaman el Quemado, lo esposó y luego con una tonfa le propinó una golpiza que le provocó una fractura en la  nariz y en la cabeza.

 

Fleitas permaneció cinco días esposado en una celda de castigo donde había muchos mosquitos.

Cuando Fleitas les advirtió que  iba a  acusarlo,  el Quemado contestó que eso a ellos no les interesaba, “que había salido bien, porque lo que tenían deseos era de matarlo y que no iba a pasar nada, que ellos estaban apadrinados por Raúl Castro”.

 

El lunes ocho fue llevado esposado al oficial de guardia a las 10 de la noche. El oficial Guerra, llamó al jefe de la unidad, Castillo, que estaba en su oficina reunido con el jefe del Departamento de Investigaciones (DTI), Mario. Allí le quitaron las esposas y lo enviaron al destacamento.

 

Refiere Fleitas Rodríguez que cada vez que le decía a los reos que el jefe de la unidad lo había golpeado, lo mandaban a  buscar y le propinaban golpizas.

 

Después fue enviado para la prisión de Guanajay, donde lleva un mes y varios días. Debido a las golpizas, han tenido que llevarlos varias veces al hospital nacional de reclusos del Combinado del Este a consulta con el  neurólogo, donde le han tirado placas rayos X por partiduras en varios lugares de la cabeza.

 

Asegura Fleitas que el médico de Taco Taco lo engañó con los certificados de lesiones y le dijo “que se salvó por el mayor René, segundo jefe de la unidad de Taco Taco, porque lo hubiesen matado, porque ese trato es natural en dicha prisión”, donde los reos son mandados para las celdas de castigo por cualquier cosa.

 

dania@cubadentro.com


 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes