domingo, 11 de septiembre de 2011

Comprando la vida

Julián Antonio Gallardo Arbella

 

(CPD) Todos los veteranos venden en Cuba, javitas desechables, palitos de tendedera, caramelos, maní, dulces, fósforos, percheros, café, periódicos, ¡que cará!... venden de todo.

 

Estos ancianos venden algo hoy; pero, ¿habrá otros en Cuba mañana para vender algo? ¿Qué venderán? Conformidad, cansancio, dolor, frustración, decepción, rencor, arrepentimiento… ¿Cuantas cosas más podrán vender en el mañana, si quedan ancianos? Me pregunto, tal vez… Me respondo.

 

Quizá calles vacía… Casas cayéndose… Parques sin bancos; pues no habrá donde sentarse y  no tendrán a quien vender… Venderán, por qué no, el vacío de su pasado, el olor de su vejez, la deuda con su vida, con lo vivido, con lo vendido, con su futuro; pero no con su presente, que ya está vendido.

 

Si queda algún viejo en Cuba que venda algo…Abría que pedirle que no venda lo poco que le queda de vida; para que pueda ver y preguntarle a su propia vida ¿qué podrá vender, si mañana tiene tiempo de vivir un día más? Y si un día más puede vivir, tal vez, pueda vender ese día, para seguir viviendo, para seguir vendiendo todo aquello que pueda vender, incluso sin darse cuenta, antes de morir, sino es, que hasta la muerte de tantas cosas vendidas, también vendió.

 

juliangallardo.1962@yahoo.com

 


 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes